Formación

EMAIL AL ORIGEN…

Para: vicente.paul@hijascaridadesur.es Asunto: FOEVI 2019 Querido Señor Vicente: Desde esta ventana abierta al espacio y al tiempo que es internet, y en el sueño de conectar con un solo click del ratón de mi ordenador un pasado de raíces y un futuro lleno de frutos, aprovecho para enviarte este mensaje de agradecimiento por la invitación recibida para visitar la que en un tiempo fue tu casa. Herederos de una historia, transmisores de un carisma, responsables de un futuro… sugerentes palabras las que aparecían en la invitación. Y vaya la cara de sorpresa de mi compañero cuando le definí casi al llegar con el icono de Google mi estado de ánimo… ¡en búsqueda! No encontré un símbolo más adecuado porque respondía a tu invitación con unas ganas inmensas de encontrar en los compañeros, en las hermanas, en las palabras, en lugares y en los gestos las respuestas a una pregunta que siempre ronda en mi cabeza: ¿por qué educar de una manera diferente? Y resulta… que no hay respuesta mágica. La respuesta está en nuestra mirada cuando “mirar” significa ver más allá de lo que es evidente, cuando “escuchar” es oír la voz de quien no puede decir nada. La respuesta es asomarnos a las pobrezas propias de nuestro entorno y de nuestro tiempo que casi no son de pan y sí de valores, de fortalezas, de estructuras familiares o de arraigos. La respuesta es el silencio de nuestro trabajo diario y creativo que se convierta en un gran megáfono para resquebrajar cimientos de estructuras injustas y promocione dignidades personales. La respuesta está en mirar hoy a nuestro alrededor con tus gafas y después llenar nuestras manos de la ternura de Luisa de Marillac para acompañar a nuestros alumnos, para animarlos, para elegir estrategias educativas en función de las necesidades de cada uno y sobre todo para poner siempre nuestro esfuerzo en el que más nos necesita. El regalo de estos días ha sido la encina que da sombra a tu tierra… como ella hundir las raíces en el Evangelio para elevar luego nuestras ramas en pos de sueños más altos, más cerca del cielo, ¡de un cielo nuevo! Por tu invitación y por las hermanas que me la hicieron llegar, por todos los que me acompañaron, por todo lo vivido y lo compartido… ¡¡GRACIAS!!

María Dolores Díaz