Primaria

HÁBITOS DE VIDA SALUDABLE

La actividad física es un pilar fundamental para mantener un hábito de vida saludable. El tipo de deporte y la duración debe adecuarse a la edad y forma física de la persona.

Os ofrecemos algunos consejos que pueden ayudar a reducir el sedentarismo en los niños:

  1. Realizar regalos que estimulen la realización de actividad física en lugar de regalos que favorezcan el sedentarismo.
  2. Cambiar actividades físicas sedentarias por actividades físicas en familia.
  3. En niños menores de tres años  promover actividades físicas y no usar dispositivos digitales.
  4. En la habitación de los niños evitar tener un aparato de televisión.
  5. La televisión, durante los tiempos de las comidas, es conveniente que esté apagada.
  6. Mientras se realizan actividades sedentarias no se debe «picotear».
  7. Evitar los videojuegos  que no incentivan la realización de actividades físicas. Controlar el tiempo de uso.
Desayunos:

Los desayunos saludables no tiene por qué seguir una pauta estricta. Lo que se debe evitar son los azúcares presentes en bollería, batidos, zumos, galletas.

Menú de almuerzos para un mes: MENÚ.jpg Cenas complementarias: Una cena saludable debe estar compuesta por alimentos con un buen perfil nutricional y poco o nada procesados.